Viral

Actualizado: 27 de dic de 2018

¿Qué significa que algo sea viral?. Por definición, viral es un adjetivo empleado en biología, que hace referencia a la propagación de un virus. Un adjetivo nada bueno evidentemente.


Es curioso que un mismo adjetivo contraste tanto en su significado cuando se emplea en el mundo de las redes sociales. ¿Quién no ha querido alguna vez que algún contenido publicado en su red social se haga viral?. Pero, ¿qué es eso de viral? ¿Qué significa que algo se haga viral en Internet?. Básicamente que se propague sin control ninguno, como un virus.


Publicar algo en tu muro de facebook, y que al poco rato se empiece a compartir por muchas personas, se comente, genere interacción, hasta el punto de que ésa misma publicación la cojan "prestada" otras personas y la publiquen, e igualmente se comparta, circule por grupos de whatsapp, e incluso acabe llegándote a ti mismo de nuevo porque otra persona la haya visto en cualquier otro lado.


En el momento en que pierdes el control sobre el alcance de tu publicación, y ya no sabes ni quién la ha compartido, ni dónde se ha publicado, se podría decir que esa publicación se ha hecho viral. Generalmente esto es bueno, ya que nos reporta visitas a nuestros perfiles, nos da visibilidad, etc...


La pregunta que muchos se llegan a hacer es, ¿existe una guía infalible para que un contenido se haga viral?.


Si que es verdad que existen ciertos contenidos muy recurrentes que suelen tener éxito en redes sociales. Por lo general tienen algo en común. Son contenidos divertidos, nos hacen reír, o vídeos de animales, gatos y perros de esos que nos tienen con la cabeza medio torcida y la risa tonta mientras los vemos, o contenidos de interés, datos, curiosidades muchas veces absurdas pero a que a todos nos encanta descubrir.


En la mayoría de ocasiones, éste tipo de contenidos suele tener bastante éxito, mas allá de éste tercio, no hay ningún manual que garantice que un contenido se haga viral.


Por eso, cuando eres un usuario mas dentro de una red social con millones de personas y no cuentas con un número demasiado elevado de seguidores, que un contenido propio se haga viral es como una pequeña victoria personal.


El pasado Lunes, compartí en mis redes sociales una fotografía de la Giralda entre la niebla,

La Giralda con niebla - © Santiago Molina

con su reflejo en un charco y varias personas caminando por la calle. Cuando hice esa foto la noche del Domingo ni me imaginaba la repercusión que acabaría teniendo. Ni siquiera me lo esperaba cuando la publiqué. Desde entonces me he estado preguntando, ¿por qué esa foto y no otra de las que publiqué?. Con un poco de objetividad y análisis acabé respondiéndome.


Cuando hago una foto, no dedico demasiado tiempo a pensar la imagen que quiero, cómo la quiero y desde dónde la quiero. Simplemente la hago. Todo ese proceso previo de análisis ya está hecho en mi cabeza. Son ya muchos años y como siempre se dice, la experiencia es un grado. Voy directamente a por la foto. Pero el análisis está ahí, en mi subconsciente. La foto la hice por un motivo concreto, y ese motivo es el que la ha convertido en viral.


El valor de la foto reside en el momento en que la hice. Y para desglosar el análisis, usaré las clásicas cinco preguntas del periodismo.


¿Qué?. La Giralda, el elemento mas emblemático de la ciudad. Por mas que se fotografíe, siempre enamora.


¿Quién?. En éste caso yo, que estuve un buen rato agachándome sobre un charco hasta que conseguí el resultado que buscaba.


¿Cuándo?. El pasado domingo por la noche, con una niebla espesa que cubría los edificios, algo no muy habitual.


¿Dónde?. En la calle Placentines, aprovechando un charco. Esa calle me daba un espacio lo suficientemente amplio como para que se viera la Giralda entera, parte de la misma se viera reflejada en el charco y a ambos lados los edificios no estaban iluminados, llenando así el encuadre en los laterales sin restar protagonismo a la Giralda.


¿Por qué?. Porque la niebla hacía especial esa foto. Cualquier otro día hubiera sido una foto mas. La niebla le da valor a la imagen, aporta una sensación de atmósfera.


¿Cómo?. Desde el suelo, cambiando el punto de vista habitual de la foto, aprovechando el paso de varias personas en primer y segundo plano, dando sensación de espacio, proporción y profundidad a la imagen.


No fueron pocos los intentos hasta que conseguí el resultado que buscaba. Era cuestión de paciencia y tener claro que la foto iba a merecer la pena. Estas cinco razones han sido la receta que ha hecho posible que mi foto se convirtiera en viral.


Hoy no me equivoco al decir que mereció la pena salir a calle a fotografiar la niebla.



© 2020   SANTIAGO MOLINA

S E V I L L A   -   M A D R I D 

SÍGUEME

  • @fotosantimolina
  • @fotosantiagomolina
  • @fotosantimolina