Toma de contacto. Fujifilm X-100V y X-T4

Existen los saltos al vacío, los saltos de altura, los saltos de fe, y luego están los saltos de calidad. Dicha esta chorrada, pongámonos serios. La Fuji X-T4 y la X-100V son un gran salto de calidad. No es que los modelos anteriores tuviesen carencias, en absoluto, desde la X-T1 y la X100 las mejoras han sido progresivas, subiendo un peldaño en cada evolución, añadiendo prestaciones necesarias que iban posicionando estas cámaras en el mercado y captando la atención de muchos fotógrafos y profesionales.


A estas alturas de la película, los avances tecnológicos no son una locura, está prácticamente todo inventado y las mejoras no son sustanciales. Entonces, ¿me he pasado de euforia diciendo lo del gran salto de calidad?. No, y os lo explico. La clave está en los pequeños detalles.


En la X-T4 tenemos prestaciones mejoradas que junto a ciertos cambios en el diseño hacen que la cámara no suba solo un peldaño, sino varios. A primera vista, en lo que a diseño se refiere, es como si se hubieran fusionado una X-T3 y una X-H1. Le faltaría la pantalla superior en la zona de la empuñadura para decir que es su hermana gemela, pero no le hace falta.



· Mejora el obturador mecánico. Ahora llegamos hasta 15 fps sin necesidad de modo refuerzo ni enganchar el grip. Así tal cual, quince fotos por segundo para los amantes de la ráfaga y la fotografía intensiva. Cada vez será mas difícil que nos perdamos esa foto del pajarillo volando o el jugador de fútbol fingiendo una falta. ¿Algún profesional de la fotografía deportiva o de naturaleza en la sala? Seguro que os seduce la velocidad de ráfaga. Hay que recordar además que si no tenemos suficiente siempre nos queda el obturador electrónico con sus 30 fps.


· Mejora el enfoque. Si, el enfoque sigue mejorando, y lo seguirá haciendo en cuanto salga al mercado. Recordemos que ahora mismo, la X-T4 es un modelo previo, con ciertas funciones capadas y no es descartable que cuando salga por fin a la venta Fujifilm lance una actualización de firmware en la que estaría actualmente trabajando y que implementaría mejoras en enfoque continuo, el seguimiento el sujeto, en enfoque y seguimiento a la cara, etc... Habrá que esperar para comprobar esta parte pero estoy seguro que nos traen cosas interesantes.


· Mejora la autonomía. ¿Es posible que sea la mejora mas solicitada y esperada? Posible no, casi seguro. Ahora tenemos una autonomía de unos 500 disparos. No sé que tipo de fotografías haréis, o la configuración que tengáis en vuestras cámaras pero ya os digo que esa autonomía siempre es superior. En cualquier caso van a venir muy bien esos disparos de mas. Y por si necesitáis mas siempre podéis enganchar el grip tenedlo en cuenta.


· Doble ranura SD. Eso ya estaba en modelos anteriores, pues si. Lo que no teníamos era la posibilidad de hacer copia de seguridad durante la grabación del vídeo. Detallazo, seguro que los videographers lo agradecen enormemente.


· Mejora el vídeo. Llegamos hasta los 60 fps en 4K y lo que mola mas aún...240 fps en Full HD. Qué maravilla de cámara lenta va a salir de ahí.


· IBIS 2.0. El IBIS ya lo conocéis, el sistema de estabilización integrada de Fuji. Lo del 2.0 me lo he sacado yo de la manga ya que no es el mismo funcionamiento que en la X-H1, ahora tenemos una estabilización mejorada y mas precisa. Puedes apañarte grabando a pulso y que parezca por completo que estás usando un estabilizador mecánico.


· Pantalla articulable. Ha habido revuelo con la pantalla escondida de la X-Pro 3. Yo creo que ésta pantalla está hecha para todos los públicos. ¿Quieres pantalla? La tienes. ¿No quieres pantalla? La escondes. ¿Quieres hacer una foto vertical desde suelo o desde un angulo imposible? Giras la pantalla y la adaptas a tu posición. ¿Quieres verte mientras te grabas? Puedes girarla hacia ti y comprobar que todo está correcto en el encuadre.


· Still / Movie. Probablemente sea el detalle que mas me ha gustado, porque ofrece una funcionalidad que hasta ahora no teníamos disponible. Ahora podemos pasar de fotografía a vídeo manteniendo los parámetros de disparo independientes. Ya sabemos que la velocidad de obturación en vídeo no es igual que en fotografía. Cuando tienes que trabajar cubriendo ambas facetas el poder pasar de foto a vídeo manteniendo los parámetros independientes hace que el trabajo sea mas rápido y fluido. O por ejemplo cuando nos escapamos de viaje y vamos fotografiando y grabando sobre la marcha. Es una prestación que estoy convencido a muchos les va a encantar.


Fundamentalmente, éstas han sido las mejoras mas significativas que presenta el nuevo modelo y no sé vosotros pero yo me estoy planteando el cambio.


Pero no acaba aquí la cosa. También tuve la oportunidad de descubrir la X-100V. Pequeña pero matona. La cámara perfecta para el street photographer. Una X-Pro 3 en miniatura. Podrían ser titulares para un artículo pero os lo dejo como resumen personal de lo que creo que es esta nueva cámara.


Teniéndola en la mano poco cambia con respecto a su predecesora, los cambios son mínimos. Como he dicho justo antes, es como una X-Pro 3 en pequeño, con un diseño muy similar, mas rectilíneo, mismo visor y hereda prestaciones muy útiles.



· Mejora el obturador. En éste modelo también mejoran el obturador mecánico, pasamos de 8 a 11 fps


· Pantalla articulada. Ya tenemos la posibilidad de disparar cómodamente desde la cadera articulando la pantalla. Ya lo dije cuando hablé de la pantalla de la X-Pro 3 y es que por mi forma de fotografiar, la mayoría de fotos que hago son horizontales y si me separo la cámara del ojo es para disparar desde la cadera, por tanto, este cambio a mi me viene de maravilla. Lo que mas me gusta es que al volver a colocar la pantalla en su hueco queda perfectamente encajada, no sobresale en absoluto algo que viene muy bien para el siguiente punto.


· Está sellada. Si, por fin podremos salir a fotografiar esos días de lluvia sin miedo a que nos mojemos un poco. Eso sí, para sellarla por completo hay que colocarle el portafiltros y enroscar un filtro protector ya que el objetivo es lo único que no esta sellado. Aún así el hecho de que esté sellada nos va a permitir meternos en ciertos entornos hostiles en los que quizás antes nos daba algo de miedo entrar con la X-100F


· Mejora el vídeo. Vale que la opción de vídeo quizás sea lo último en lo que pensemos cuando hablamos de la cámara, pero la opción está ahí y se le puede sacar provecho. Mejora el 4K, cosa que está muy bien y también mejora la cámara lenta, hasta 120 fps en Full HD. Reconozco que una cámara lenta a mi me seduce bastante.


· Adiós a la cruceta de controles en el panel trasero. Esa cruceta que tanto me gustaba en modelos anteriores y que ya quitaron en la X-Pro 3 igualmente desparece en la X-100V. Entiendo que deja un panel mas limpio, con menos botones, mejor sellado por tanto y manteniendo la posibilidad de configurar los accesos directos con los otros botones disponibles. Pero es que esa cruceta estaba tan bien colocada y era tan funcional...será la costumbre pero sigo pensando que eran unos botones tremendamente prácticos.



Resumiendo, la suma de los pequeños detalles hacen que el salto de calidad de éstas cámaras sea un triple mortal hacia delante. Deseando volver a tenerlas entre las manos de nuevo y sobre todo probarlas sobre el terreno.


111 vistas

© 2020   SANTIAGO MOLINA

S E V I L L A

SÍGUEME

  • Santiago Molina López
  • @fotosantimolina
  • @fotosantiagomolina
  • @fotosantimolina