La generación mas preparada

Muchas veces he leído, que la generación actual es la más preparada hasta que le quitas el móvil. Una afirmación bastante dura que me lleva a reflexionar en voz alta y letras minúsculas. ¿Hasta que punto es real?


No sólo la juventud está pegada al móvil, lo estamos todos, en mayor o menor medida, todos nos apoyamos en éste pequeño dispositivo. En él guardamos nuestros contactos, fotos, vídeos, la agenda para guardar las tareas en el calendario, incluso las contraseñas del banco, de gmail, buscamos direcciones, lo usamos como gps, etc... Forma parte de la sociedad 2.0


Confiamos prácticamente la totalidad de nuestra vida diaria a la fiabilidad de nuestros teléfonos, hasta el punto de casi depender de ellos. Lo que debería ser un accesorio que sirva de ayuda, se ha convertido para muchos en un objeto tan indispensable para vivir como el oxígeno.


Toda la tecnología, tantas facilidades, tantas aplicaciones que te recuerdan fechas, tanta inteligencia artificial hace que cada día que pase usemos menos el cerebro. ¿Para qué pensar si ya lo hace una máquina por mí?. ¿Para qué molestarnos en preguntarle a un desconocido una dirección? ¿Para qué orientarnos con un mapa cuando viajamos?. ¿Para qué escribir de nuestro puño y letra si podemos escribir con autocorrector?. ¿Para qué buscar alguna palabra en un diccionario, o información en una enciclopedia?. ¿Para qué llamar a alguien si puedo mandarle un mensaje?. ¿Para qué poner a funcionar la materia gris?


No digo que todo ésto sea negativo, todo lo contrario, pero somos una sociedad muy cómoda, y en no mucho tiempo hemos pasado de convivir con los móviles a ser esclavos de ellos. Pasamos de auxiliarnos en la tecnología a confiar cada paso que damos en ella.


Lo curioso es que, teniendo en la palma de la mano el control casi total de nuestro día a día y viviendo en una época en la que el acceso a la información es tan fácil e inmediato, es cuando más ignorantes somos. Ignorantes por voluntad propia, que es peor.


No hay día que pase sin que entre en Facebook y vea mas de una persona compartiendo noticias falsas, foto montajes bastantes burdos con mucha carga y odio político, retos tremendamente absurdos y peligrosos que se hacen virales en Internet, un sin fin de calamidades que mas bien corresponden a una sociedad altamente mediocre, sin capacidad de juicio propio, sin la mas mínima inquietud por dedicar un par de minutos para contrastar la noticia que comparten. Veo ausencia de educación en muchos comentarios, desprecio, falta de valores, etc... y es realmente preocupante.



Hubo un tiempo hace no mucho en que los padres aconsejaban a sus hijos no hablar con personas extrañas. Que tiempos aquellos en los que una ligera desconfianza en lo desconocido nos obligaba a pensarnos las cosas al menos un par de veces.


Una sociedad que no piensa, es una sociedad que no avanza, que no evoluciona. Una sociedad mediocre, cada vez mas influenciable, fácil de manipular.


Ahí queda la reflexión. Es hora de hacer autocrítica.



© 2020   SANTIAGO MOLINA

S E V I L L A   -   M A D R I D 

SÍGUEME

  • @fotosantimolina
  • @fotosantiagomolina
  • @fotosantimolina