Habemus Taller de Iniciación

Ha pasado mucho tiempo desde que impartí el último curso de iniciación a la fotografía. Demasiado diría yo. ¿Por qué? Bueno, se podría decir que los motivos han sido varios. Me surgieron trabajos, ocupé la agenda con otras cosas y me olvidé de las mias.


La idea de enseñar a otros sobre fotografía no surgió de mi, mas bien fue mi pareja Rocío la que me sugirió hacerlo. Se te da bien hablar y explicar las cosas, me dijo. Tenía que creerla.


Me organicé con toda mi ilusión dispuesto a transmitir lo que sabía sobre fotografía a mi primer grupo de alumnos. Lo hice lo mejor que supe y pude. Después de ese curso vino otro, uno mas en Écija y el último contacto con la exportación de ideas lo tuve hace un año aproximadamente en Córdoba, con los compañeros de Fococor hablando de fotografía cofrade.


Desde ahí, nada de nada. Y pienso, es una pena haber dejado de lado un proyecto tan bonito para mi. No sólo por lo bien que me he sentido enseñando a fotografiar a otros, a mi manera, con mis ejemplos y mis palabras, si no por el hecho de que en ese trámite de enseñar, tambien aprendo de los que han sido mis alumnos. Cada vez que me han preguntado algo, cada vez que me han explicado cómo hacen algo, cada vez que me han obligado a darles respuesta a situaciones que no se me habían ocurrido, etc...


Enseñando también he aprendido, y es la parte mas valiosa de querer continuar con éste proyecto personal.


Se que hoy día son muchos los fotógrafos que se dedican a enseñar fotografía. Algunos justifican su capacidad por sus estudios, otros por sus fotos, otros por su experiencia. Cada cual tiene su estilo.


A mi me gusta hablar desde mi experiencia, porque un día yo también empecé como ellos, con una cámara sencilla, objetivos poco luminosos y sin mucha idea de cómo iba eso de hacer fotos. He aprendido por curiosidad, por imitación, por estudiar por mi cuenta. Me gusta enseñar las fotos que hacía hace diez años, o hace cinco y enseñar mis fotos actuales. Siempre hay evolución.


Me gusta mostrarles que todos hemos empezado igual, y que la fotografía es como conducir, se aprende practicando. Mi principal objetivo en cada taller es que el alumno entienda los conceptos que se explican para poder aplicarlos en su día a día.


Enseñarles parte de mi trayectoria les hace ver que por muy complicada que sea la fotografía, todo se reduce a controlar tres parámetros y aplicar la imaginación en cada disparo.


Por eso, desde éstas líneas y sin querer extenderme mucho mas, os digo que busco alumnos, no se requiere experiencia previa. Si conoces a alguien que tenga cámara de fotos y todavía no sepa muy bien que se trae entre manos, éste artículo y ésta información es para el o ella.


En el siguiente enlace tenéis toda la información: https://www.santiagomolinalopez.com/formacion


En Octubre vuelvo a enseñar. Los días 19 y 20 de Octubre retomaré mi idilio con la enseñanza particular, en Sevilla.


¿Te animas?





21 vistas

© 2020   SANTIAGO MOLINA

S E V I L L A

SÍGUEME

  • Santiago Molina López
  • @fotosantimolina
  • @fotosantiagomolina
  • @fotosantimolina